A UN AÑO DEL BICENTENARIO, CONMEMORAMOS EL 199 ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN DE UNA ARMADA

Te comparto esta noticia:

Ciudad de México. – El comienzo de una nación independiente en 1821, trajo como
consecuencia la necesidad de contar con una Armada que tuviera la misión de salvaguardar
la soberanía nacional; debido a ello, el 4 de octubre de 1821 nació la Armada de México,
institución denominada por la regencia integrada por Agustín de Iturbide, Juan O´Donojú,
Manuel de la Bárcena, José Isidro Yáñez y Manuel Velázquez León, quienes designaron al
Teniente de Navío Antonio de Medina Miranda, como Secretario de Estado responsable de
los asuntos de Guerra con encargo de Marina, de acuerdo con lo establecido en la Gaceta
Imperial del 5 de octubre de 1821.
Es así, como se vislumbran los orígenes de una Armada Nacional, misma que en sus
inicios debía hacer frente a los invasores que ocuparon la fortaleza de San Juan de Ulúa en
Veracruz, hecho que motivó al gobierno mexicano a adquirir la primera escuadrilla naval con
el fin de imponer el bloqueo naval a la fortaleza y derrotar al último reducto español
remanente en México. Los buques adquiridos fueron las Goletas Iguala y Anáhuac; balandras
cañoneras Campechana, Chapala, Orizaba, Texcoco, Tuxpan, Zumpango, Papaloapan,
Tampico y Tlaxcalteca. De esta manera el 17 de abril de 1822, inicia la formación de la Marina
de Guerra Mexicana con la primera escuadrilla, siendo su principal insignia la Goleta Iguala.
Derivado de estas acciones, el 8 de octubre de 1823 se decretó el bloqueo naval a la
fortaleza de San Juan de Ulúa, debido a un bombardeo al puerto de Veracruz, concluyendo
el gobierno de México que la disputa sólo podía ser resuelta en la mar y por ende, que la
Armada debía ser fortalecida, es así como el 13 de noviembre de ese año, se declara que sólo
a la Marina de Guerra corresponde consolidar por siempre la Independencia nacional.
Para cumplir esta noble misión, en diciembre de 1824 se adquirieron la Fragata
Libertad y los bergantines Bravo y Victoria, procedentes de Inglaterra y Suecia, los cuales
tenían mayores capacidades para su cometido. Finalmente, en 1825 se agrega el navío Asia,
el cual fue renombrado en Acapulco con el nombre de Congreso Mexicano y era el mejor
artillado al tener 74 cañones, con esta adición, es como se suman casi 200 cañones de
diversos calibres a la escuadra nacional.

El Capitán de Fragata Pedro Sáinz de Baranda y Borreyro, quien fungía como
Comandante General del Departamento de Marina en 1825, determina después de un análisis,
la necesidad de incorporar apoyos del extranjero en cuestión marítima, recibiendo ayuda
principalmente de Inglaterra para complementar las dotaciones de las escuadras mexicanas.
Derivado de lo anterior, el 16 de agosto de 1825 el Capitán Sáinz de Baranda, recibió el
mando del Departamento de Marina de Veracruz, con el objetivo de lograr la capitulación
definitiva de San Juan de Ulúa, en la que se encontraba el último reducto español de la
conquista.
Es por ello, que España decidió realizar un último intento para que los españoles que
se guarnecían en San Juan de Ulúa, siguieran en pie de lucha, arribando el 5 de octubre de
1825 un convoy naval. Finalmente, tras 4 años apenas de su creación, la Armada Mexicana
enfrentó una de las batallas más importantes a lo largo de su historia. La escuadrilla naval de
México, al mando del Capitán Pedro Sáinz de Baranda, logró imponer el bloqueo de manera
efectiva a la fortaleza, lo que condujo a su capitulación y desalojo el 23 de noviembre de 1825,
fecha en que los españoles se marcharon de forma definitiva y las fuerzas mexicanas izaron
la bandera nacional en la fortaleza de San Juan de Ulúa. ¡Y la Independencia se consolidó en
el mar, gracias a nuestra Armada!.
Después de 199 años de su creación, la Armada de México se ha consolidado como el
componente operativo de la Secretaría de Marina, el cual emplea el Poder Naval de la
Federación con sus fuerzas de mar, aire y tierra para la defensa exterior y seguridad interior
del país; para cumplir esta encomienda, desempeña dos roles fundamentales:
• Como Marina de Guerra, se enfoca en la defensa marítima del territorio, para
garantizar la independencia, soberanía y la integridad del territorio nacional.
• Como Guardia Costera, se enfoca en mantener el Estado de Derecho en las zonas
marinas mexicanas y la salvaguarda de la vida humana en la mar.