ALBERTO CAPELLA IMPUTADO POR CORRUPCIÓN

Te comparto esta noticia:

La fiscalía federal anticorrupción le ha notificado ya su nuevo estatus jurídico y las posibles consecuencias por su desacato a citatorios como testigo y como imputado.

Por Redacción

Ante el desacato de presentarse a declarar como testigo de la causa FED/FECC/UNAI/-QR/0000287/2019, donde se le investiga por posibles actos de corrupción, espionaje y extorsión, la Fiscalía General de Combate a la Corrupción de la FGR, notificó al Secretario Estatal de Seguridad Pública de Quintana Roo, Jesús Alberto Capella Ibarra de un nuevo citatorio para comparecer ahora en calidad de imputado y tampoco lo hizo.

El también titular del llamado Mando Único en Quintana Roo, Jesús Alberto Capella Ibarra, fue citado a comparecer en calidad de testigo el pasado miércoles 4 de marzo por la Fiscalía General de la República (FGR) a través del Agente del Ministerio Público Federal titular de la Célula de Investigación Nueve de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, Carlos Alberto Caravantes Acevedo.

Sin embargo, Capella Ibarra se rehusó a asistir a dicho citatorio el miércoles 4 y el jueves 5 de marzo, primero argumentando indisponibilidad, para luego solicitar que su declaración fuera tomada a través de una videoconferencia, lo cual le fue negado.

Ante dicha postura, se supo que los fiscales anticorrupción de la FGR, Carlos Caravantes y Gabriel Cruz, viajaron el miércoles pasado hasta la sede de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública (C-4) en Chetumal para facilitar su comparecencia, y pese a ello, Capella Ibarra, no se presentó y los desafió en tono de burla a través de las redes sociales.

Fuentes al interior de la propia Secretaría de Seguridad Pública, revelaron que al día siguiente, jueves cinco de marzo, nuevamente fue citado a las 16:00 horas en la sede de la FGR en Cancún donde tampoco se presentó argumentando causas de trabajo, incluso que fue su secretaria particular quien le llamó a los fiscales vía telefónica para cancelar su comparecencia y decirles que haber si su jefe les hacía el favor de acudir el viernes seis a declarar.

Capella Ibarra, fue notificado esa misma noche de jueves, por la Fiscalía Anticorrupción con nuevo citatorio para el viernes ya en calidad de imputado y tampoco se presentó.

Cabe señalar que el cambio de la calidad jurídica de testigo a imputado, ya le fue notificado incluso a su jefe inmediato superior, al gobernador de Quintana Roo Carlos Joaquín González, quien tiene conocimiento del proceder de su subordinado.

Cuando los fiscales federales se retiraron el viernes y se condujeron al aeropuerto internacional de Cancún acompañados de elementos del ejército para tomar su vuelo de regreso a la Ciudad de México,  fuentes de la propia corporación policiaca, revelaron desde el anonimato, que Alberto Capella se presentó en el aeropuerto con cuatro escoltas para tratar de intimidar a los fiscales y con actitud retadora se paró frente a ellos cuando hacían check inn, lo cual dijeron los informantes, quedó grabado en las cámaras del propio aeropuerto de Cancún.

Y es que aunque se negó a asistir a los citatorios de la Fiscalía Anticorrupción, con el pretexto de tener trabajo, las fuentes informativas, señalaron que Alberto Capella Ibarra, si pudo seguirlos hasta el aeropuerto de forma desafiante, lo podría ser considerado por los fiscales como una agravante en su contra.

Durante los días miércoles, jueves y viernes, Jesús Alberto Capella, estuvo activo en la redes sociales, presumiendo que no asistió a la comparecencia minimizando el citatorio de la autoridad federal.

El líder del Mando Único en Quintana Roo, presumió en redes sociales una foto con el Fiscal del Estado, Montes de Oca y Raúl Coronel encargado del despacho de la FGR en Quintana Roo, a quien por cierto llamó delegado, y un tuit en el que apuntó que lamentaba desilusionar a uno que otro que lo quieren ver mal, ya que estaba ahí en la reunión de la Mesa de Seguridad y no declarando en calidad de indiciado como muchos quisieran.

Ante el desacato en que incurrió, la carpeta de investigación FED/FECC/UNAI/-QR/0000287/2019, sería ahora judicializada y como imputado Alberto Capella Ibarra podría ver complicado su futuro legal y su cargo como titular de la SSP en Quintana Roo, en caso de no alcanzar derecho a ninguna medida cautelar.

Por otra parte, trascendió que Jesús Alberto Capella Ibarra también fue imputado por una denuncia del Gobierno del Estado de Morelos por el presunto desvío de 27 millones de pesos cuando fungió como comisionado de Seguridad Pública y titular del Mando Único en esa entidad.

Amenazas a empresarios y periodistas.

Por otro lado los empresarios Florian Tudor y Chakib Naif All Boustani, quienes interpusieron la denuncia contra Capella Ibarra en la Fiscalía Anticorrupción, denunciaron que han recibido amenazas de muerte por parte de enviados del secretario estatal de Seguridad Pública.

Sus propiedades y negocios en Cancún son vigiladas, se toman fotos y videos de policías encubiertos al servicio de Capella, quienes han sido ya encarados por el descaro con que actúan.

La amenaza a dichos empresarios incluye a sus escoltas y periodistas que han ventilado la historia de amenazas, extorsiones y acusaciones en contra del secretario estatal de Seguridad Pública y que hoy lo tiene en calidad de imputado ante la Fiscalía Anticorrupción.

Asimismo señalaron que Capella Ibarra y sus esbirros que controlan la prensa oficial del gobierno, han emprendido una campaña de desprestigio y ataques con información falsa hacia su persona, mediante medios como Quinta Fuerza, Respuesta MX y Luces de Siglo, por citar algunos, a los cuales ya se las ha solicitado conforme a la ley el derecho de réplica.