CERO TOLERANCIA A LA CORRUPCIÓN EN GOBIERNO DE BJ

Te comparto esta noticia:

Cancún, QR a 28 de agosto de 2020.- Gracias a la digitalización emprendida por la administración actual, la Contraloría Municipal del Ayuntamiento de Benito Juárez continúa recibiendo las quejas y denuncias de los benitojuarenses a través de la página oficial www.cancun.gob.mx y de la propia dependencia, para dar respuesta y mejorar la atención a la población durante la realización de sus trámites y gestiones.

La titular de dicha dependencia, Reyna Arceo Rosado, detalló que a la fecha ha recibido por esa plataforma 26 quejas y 9 denuncias que han sido procesadas conforme a los reglamentos municipales.

Recordó que desde el periodo de suspensión de trámites presenciales en abril, por motivo de la pandemia por COVID-19, se fortalecieron esos mecanismos para escuchar a los ciudadanos y canalizarlos a las áreas correspondientes, ya que muchas direcciones municipales modificaron la atención al público mediante correo electrónico o mecanismos digitales para dar seguimiento a sus trámites. 

Explicó que las quejas son las inconformidades que consideren las personas que vulneraron sus derechos de solicitud sobre la necesidad de un servicio que tenga la obligación el municipio de atender, por lo que se presentan ante la Dirección de Investigación de la Contraloría Municipal, de acuerdo al Reglamento del Bando de Gobierno y Policía del Municipio.

Por otro lado, las denuncias son actos u omisiones de un servidor público en el ejercicio de sus funciones, que pudieran constituir actos arbitrarios en la Ley General de Responsabilidades Administrativas,

De esta forma, se puede acceder a la página oficial www.cancun.gob.mx, seleccionar la sección de “Contraloría” y a continuación deben ir al apartado de “Trámites y Servicios”, donde se divide gráficamente según sea el caso como queja o denuncia, o a través de los links: https://contraloria.cancun.gob.mx/index.php?site=queja o bien el de    https://contraloria.cancun.gob.mx/index.php?site=denuncia.

En ambos formularios, se pide el nombre, domicilio, teléfono particular, celular, correo electrónico y ocupación del contribuyente, además de preferencia los datos del servidor público, cargo y dependencia así como una descripción física, por ejemplo color de piel, estatura, edad aproximada, señas particulares y complexión, inclusive si portaba el uniforme, entre otros detalles, acompañados de los datos de la irregularidad como la fecha, hora y lugar donde sucedió, junto con una breve narración de los hechos.

En caso de denuncia, se puede puntualizar si fue por malos tratos, cohecho, peculado, desvío de recursos públicos, utilización indebida de información, enriquecimiento ilícito, actos cometidos por particulares, omisiones del servidor público, abuso de funciones, conflicto de interés, contratación indebida o tráfico de influencias.