CON EL ORGULLO  DE SER INFANTES, LA ARMADA DE MÉXICO CONMEMORA EL 199 ANIVERSARIO DE LA INFANTERÍA DE MARINA

Te comparto esta noticia:

Ciudad de México. – El año era 1821, la Independencia se daba por consumada con la entrada triunfal del Ejército Trigarante, y la posterior firma del acta con la que se constituyó como imperio el México de hoy; y días más tarde, el 4 de octubre, se decretó su organización en cuatro ministerios, entre los cuales se encontraba el Ministerio de Guerra y Marina.

En ese momento, una de las principales amenazas era el atrincheramiento invasor en la  fortaleza  de  San  Juan  de  Ulúa,  además  de  ser  blanco  de  intereses   comerciales  y ambiciones territoriales; Agustín de Iturbide vislumbró el riesgo que representaba  para la soberanía, por lo que tomó entonces  la decisión de crear un cuerpo de Guardacostas  de Infantería  y  Caballería  para  la defensa  de los  litorales; siendo  asesorado  por  el  General Manuel Rincón el 14 de noviembre de 1821.

Posteriormente,  se le encarga la tarea de crear y comandar el primer  Batallón  de Marina al Teniente Coronel Juan Davis Bradburn, en costas veracruzanas, cuya misión fue guarnecer  los buques que tomarían la fortaleza  de San Juan de Ulúa; encargándose  del reclutamiento, formación y organización en compañías del personal. Dando inicio al reforzamiento  y a la presencia, que ocuparían los principales puertos  de ambos litorales, priorizando Veracruz, por contar con una posición estratégica en el ámbito militar y económico, además de ser el punto donde se encontraba latente la amenaza. Los efectivos de las unidades encargadas de la protección de las costas alcanzaban entonces los 2 mil 475 elementos. Estos fueron sus inicios. Un ser comprometido con la institución, pero sobre todo con su país, ese es el Infante de Marina; siempre dispuesto a resguardar la integridad de la nación, la constitución y leyes que de ella emanan; salvaguarda  de la familia y presente  en el auxilio a la población civil cuando esta lo requiere.

Es  la primera  línea  de  defensa  en  los  litorales  nacionales,  dispuestos  a  servir  y defender a su nación con una versatilidad espacial que abarca la capacidad de desenvolver su  fuerza  en territorio  marítimo,  aéreo  y  terrestre, a través  de sus  fuerzas  de Reacción Anfibia, Fusileros  Paracaidistas  y  Fuerzas  Especiales;  que integran  las ocho  brigadas, 38 batallones  y  seis  compañías  independientes, las  cuales  forman  parte  de  la  Armada de México.

Lo anterior reforzando las diversas unidades equipadas que el Estado provee, aprovechándolas al máximo con las habilidades y conocimientos adquiridos en el entrenamiento, capacitación y adiestramiento especializado que recibe; para la ejecución de maniobras complejas: la inserción acuática desde unidades de superficie como puede ser el salto  desde una Patrulla Interceptora,  o de una aeronave  de ala móvil con paracaídas, el desembarco en playas desde unidades tipo Zodiac y Gator Tail,  así como la inserción en tierra y extracción de personal por soga; pero no únicamente.

El apoyo a la población en zonas y casos de desastre o emergencia; brindar seguridad mediante   patrulla   de   vigilancia,   protección   en   puertos   y   seguridad   a   instalaciones estratégicas, son algunas de sus las labores.

Con una fuerza aproximada de 25 mil 203 elementos, integrantes de esta institución, desplegados en los litorales del Golfo de México, Océano Pacífico y Cuartel General, con el fin de contribuir en la defensa exterior y coadyuvar en la seguridad interior del país. Conformado por mujeres y hombres mexicanos que portan, al pertenecer a esta institución, las diferentes jerarquías  que  comprende  la estructura  institucional  para  su  eficaz  y  correcto funcionamiento.

Contando  con un crecimiento  constante,  a través  de cursos  como:  el Curso  para Oficiales y personal de Clases y Marinería de la Secretaría de Marina antes de ser desplegados a operaciones de mantenimiento de paz, con el fin de apoyar en la creación de condiciones adecuadas para una paz duradera en un país afectado por un conflicto; Curso de operadores para sistemas de aeronaves pilotadas a distancia categoría micro y pequeño, para desarrollar la capacidad de pilotar las mismas a distancia, y tener una fuente de información con la cual podrá hacer análisis con mayor complejidad de las operaciones en las que se desenvuelva; curso básico de Infantería de Marina, donde aprende el empleo de técnicas y tácticas de la Infantería de Marina para el desarrollo de diversas operaciones Militares en el mantenimiento del orden público, respetuoso de los Derechos Humanos; entre otros.

Así como la participación en ejercicios internacionales, cuyo objetivo es incrementar las capacidades de respuesta del personal de Infantería de Marina, en sus tres ambientes de acción, y aumentar la coordinación de interoperabilidad de las unidades disponibles, con el fin de garantizar la seguridad en el Territorio Nacional.

La Infantería de Marina, de la Armada de México, en su 199 aniversario continúa con el compromiso de defender la soberanía nacional, como fue su motivo de creación, así como proteger a los ciudadanos quienes habitan el territorio nacional.