MI COLUMNA DESDE CANCÚN

Te comparto esta noticia:

Por Fernando Enrique Novelo Ascencio

INSEGURIDAD.- Uno de los temas torales en todo el país es el problema de la inseguridad, más en algunas regiones y lugares que en otras. Cancún no es la excepción y aquí todos los días escuchamos y vemos las noticias, de ejecuciones, levantones, asaltos, robos a casa-habitación, violaciones, violencia intrafamiliar y otros delitos más. Tenemos un mando único en el estado, que ha sido muy cuestionado y que desde la perspectiva de la ciudadanía, no ha dado resultados contundentes. Una policía preventiva es para eso, para prevenir toda clase de acciones ilícitas, pero también tiene la facultad para persuadir antes que actuar, algunas veces actúa violentando los derechos humanos y las más elementales garantías individuales. Si se quiere tener una ciudad segura, debe institucionalizarse la profesionalización de los cuerpos policíacos para que existan criterios homogéneos en el actuar, pero que esto se lleve dentro de los cánones de confianza hacia la policía, que hace mucho tiempo se perdió. Y esto se debe a que muchos ciudadanos en voz baja expresan cómo han sido tratados por las policías, pero al mismo tiempo mencionan que de acusarlos, sufren amenazas de sufrir represalias ellos o sus familias. Casos hay muchos y ojalá que los policías lleguen a ser gentes de confianza de la ciudadanía a la cual pertenecen y a la que deben servir con sensibilidad, con apego a derecho, sin violentar las garantías individuales y derechos humanos. Nuestras autoridades no deben dejar este aspecto importantísimo de la vida cotidiana para después. Urge una respuesta para que la seguridad regrese triunfante a Cancún y reine la paz que todos los benitojuarenses anhelamos y queremos. Ojalá, ojalá así sea.