Obtiene FGE sentencia condenatoria de 20 años y 10 meses de prisión para Roberto “S” y Oswaldo “S” por el delito de homicidio en grado de tentativa

Te comparto esta noticia:

Cozumel.- La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo informa que fiscales especializados en investigación de homicidios obtuvieron una sentencia condenatoria de 20 años 10 meses de prisión para Roberto “S” y Oswaldo “S” por el delito de homicidio en grado de tentativa en agravio de una víctima de iniciales C.J.T.M.

Los fiscales aportaron pruebas fehacientes que permitieron demostrar la participación de Roberto “S” y Oswaldo “S” en hechos ocurridos el 10 de junio de 2019, cuando -los ahora sentenciados- detonaron armas de fuego contra la víctima en un taller mecánico ubicado entre las calles 5 e Hidalgo de la colonia San Gervasio en este municipio.

Al término de la audiencia de individualización de pena derivada de la carpeta de juicio 02/2020, se conoció el veredicto, en el cual se dictaminó además, que Roberto “S” y Oswaldo “S” deben pagar de manera individual una multa por 105 mil 612 pesos; en tanto, de manera genérica tendrán que reparar el daño moral y material de acuerdo a lo que señale el juez.

De acuerdo con las investigaciones, -los ahora enjuiciados- se encontraban al interior de un vehículo afuera de un taller mecánico sobre la avenida Miguel Borges; al llegar el joven C.J.T.M -quien era su objetivo- a bordo de una motocicleta, estos descendieron del auto y abrieron fuego contra la víctima y le causaron múltiples heridas que pusieron en riesgo su vida.

Tras cometer el ataque, los participantes se dieron a la fuga; después de un operativo implementado por policías de investigación en coordinación con policías municipales y estatales, fueron capturados horas después y trasladados ante el Ministerio Público quien inició la carpeta de investigación que derivó en dichos resultados.

Con estas acciones, la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo cumple con su encomienda constitucional de identificar, ubicar y capturar a las personas que quebrantan las leyes y con ello la paz de los ciudadanos quintanarroenses.